En 2016 por primera vez en Colombia y gracias al duro trabajo de las comunidades, la Corte Constitucional reconoció un Río como sujeto de derechos. A través de la sentencia T 622, esta sentencia histórica sienta un importante precedente, pues entiende el río como una entidad viviente que sostiene otras formas de vida y cultura y le reconoce cuatro derechos, a la protección, conservación, mantenimiento y restauración, además de reconocer los derechos Bioculturales, que se refieren a los derechos de las comunidades a administrar y tutela de manera autónoma en su territorio. Por lo tanto, protegerlo significa garantizar los derechos de la comunidades y su entorno.

Guardianes del Atrato

El Foro Interétnico Solidaridad Chocó, actualmente es la secretaría técnica del cuerpo colegiado de Guardianes, el cual está compuesto por siete organizaciones, Cocomacia, Cocomopoca, Ascoba, Mesa Ambiental del Carmén de Atrato, Consejo comunitario de río Quito, Mesa de Permanente de Diálogo y Concertación de los Pueblos Indígenas y Foro Interétnico Solidaridad Chocó.

La corte creó la figura de guardianes del río para que logre hablar por él, su función es representarlo como sujeto de derechos y garantizar el goce de sus derechos a través del cumplimiento de las siete órdenes de la sentencia.

Actualmente  está compuestos por:

  • Un Guardián por parte del Gobierno Nacional en Cabeza del Ministerio de Ambiente.
  • Un cuerpo colegiado de Guardianes comunitarios, que cuenta con 14 Guardianes y Guardianas, dos por accionantes.

Vídeos

Nuestros Guardianes

Este grupo de mujeres y hombres son la voz del río Atrato, y están encargados de guiar el debido cumplimiento de la sentencia T-622.